Unión de Consumidores de Argentina llama a cadenas internacionales de restoranes a reducir uso de antibióticos en la carne

 

  • Unión de Consumidores de Argentina llama a las principales cadenas internacionales de restoranes para que ayuden a combatir el aumento de la resistencia a los antibióticos.
  • Unión de Consumidores de Argentina escribió a McDonalds, Subway y KFC para instarlos a que dejen de abastecerse de carne de animales a los que habitualmente se administra antibióticos.
  • La resistencia a los antibióticos es una preocupación mundial, advierten la OMS y otros organismos. Su uso excesivo en la producción de carne es innecesario, y debe ser reducido para evitar un futuro inmune a los antibióticos
  • La campaña marca la Primera Semana Mundial de Concientización sobre los Antibióticos

18 de noviembre 2015 – La Unión de Consumidores de Argentina (UCA) pidió hoy a McDonalds, Subway y KFC dejar de servir carne de animales que reciben rutinariamente antibióticos usados en medicina humana.

La campaña se puso en marcha durante la Semana Mundial de Concientización de la Resistencia a los Antibióticos, evento organizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS ha advertido que, sin una acción urgente, nos dirigimos hacia una era post-antibióticos, en la que las infecciones comunes y lesiones menores pueden volver a matar. Sólo en la Unión Europea, se estima que las bacterias resistentes a los medicamentos han provocado 25.000 muertes y cuestan más de US $ 1,5 mil millones cada año en gastos de salud y pérdidas de productividad.

La creciente resistencia a los antibióticos es impulsada por el abuso de antibióticos. Alrededor de la mitad de los antibióticos producidos en todo el mundo se utiliza en la agricultura, con una gran cantidad utilizada para promover el crecimiento más rápido y prevenir, en lugar de tratar la enfermedad.

Lejos de disminuir, el uso de antibióticos está aumentando. Un informe del Centro de Dinámica de las Enfermedades, Economía y Política (CDDEP), lanzado en Septiembre de 2015, encontró que entre el 2000 y el 2010 el consumo mundial total de antibióticos creció en un 30%. Se espera que el uso de antibióticos en la agricultura aumente en dos tercios para el 2030: de 63.200 toneladas en 2010, a 105.600 toneladas en 2030.

Screen Shot 2015-11-18 at 9.39.08 AM

Si los agricultores cumplieran con los estándares internacionales de seguridad alimentaria, la carne de animales criados con antibióticos no debería contener residuos de los mismos, los cuales causan daño a los seres humanos. Sin embargo, las pruebas realizadas por asociaciones de consumidores y otros ha encontrado consistentemente carne y aves contaminados con bacterias resistentes a los antibióticos. Hay una creciente evidencia de que el consumo humano de alimentos portadores de bacterias resistentes a los antibióticos puede conducir a la adquisición de infecciones resistentes a los medicamentos.

Aparte de esto, como lo indica el informe del CDDEP “Cuanto mayor es el volumen de los antibióticos utilizados, mayores serán las posibilidades de que las poblaciones de bacterias resistentes a los antibióticos prevalecerán en la lucha de la supervivencia de los más aptos en el nivel de las bacterias.”

La Unión de Consumidores de Argentina (UCA) escribió a McDonalds, Subway y KFC para preguntar sobre sus políticas internacionales relacionadas con el uso de antibióticos. A la campaña se han unidos 33 organizaciones miembros de CI en 29 países, entre ellos Japón, Corea del Sur, Francia, Namibia y Brasil. Las cartas piden a las empresas que definan un plan de acción con plazos para eliminar gradualmente el uso rutinario de antibióticos utilizados en medicina humana en todas las cadenas de suministro de carne y aves de corral. Las empresas tienen hasta el 23 de diciembre para responder.

El día 18 de Noviembre, se notificó a las tres empresas. Tanto McDonald’s como Subway aceptaron recibirla. No obstante la tercera, KFC en la figura del gerente de su casa matriz, el Sr. Nelson Pozzoli, rechazó la carta e inmediatamente el personal de seguridad se hizo presente en el lugar invitando a la persona de la Unión de Consumidores de Argentina que portaba la nota a retirarse.

Hablando desde el Congreso Mundial de Consumers International en Brasilia esta semana, Amanda Long, Directora General de CI, dijo: “Si la resistencia a los antibióticos sigue creciendo sin control, los resultados serán catastróficos. Las cadenas globales de restoranes están en condiciones de utilizar su enorme poder de compra para tener un impacto real sobre el uso de antibióticos en la producción de alimentos, y así establecer la agenda para otras empresas y promover la conciencia pública acerca de esta crisis que se avecina”.

La Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, subrayó el papel de los consumidores en un discurso a los Ministros de Salud del G7 el mes pasado: “Las organizaciones de consumidores y la sociedad civil pueden desempeñar un papel importante en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos. Son motores importantes, activistas y protagonistas de primera línea, sobre todo en esta era de redes sociales. Los consumidores que cuestionan la seguridad de los alimentos producidos a partir de animales fuertemente medicados, y toman decisiones de compra consecuentes, pueden tener un profundo impacto en prácticas de la industria”.

Desde la Unión de Consumidores de Argentina, el Dr. Fernando Blanco Muiño resaltó la importancia de plantear una campaña a nivel global que mejore la calidad de vida de los consumidores, esperando que las empresas colaboren activamente y los estados asuman su rol de control efectivo.