Supermercados desmintieron que haya faltantes

FaltantesLos consumidores, en cambio, se quejaron por las limitaciones que imponen a la compra.

El titular de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) desmintió ayer las versiones de “faltantes” de productos de la canasta de 500 congelados y se mostró sorprendido por las fotos de góndolas vacías que se mostraron en algunos medios. “En principio no existen faltantes de productos. Sí es cierto que la reposición no es algo automático y que si tenemos en cuenta que en general se hace los días lunes y el acuerdo se lanzó el sábado, puede ser que durante el fin de semana algunos de esos productos con más demanda no hayan llegado a ser repuestos”, aclaró el empresario.
En esa línea, apuntó a las fotos que publicó el diario Clarín y dijo que le resultaron llamativas ya que “muestran tres estantes de una góndola, cuando se sabe que las góndolas tienen cinco estantes, y además titulan que faltan productos”, razón por la que “se comprueba que es una visión sesgada, por no decir ideológica”.
El empresario señaló además que algún faltante se puede corresponder con los tiempos lógicos de las reposiciones, ya que la demanda de los productos de consumo habitual con precio competitivo aumentó con el lanzamiento de la canasta. Otra cuestión a tener en cuenta según el representante de las cadenas más grandes, es que las versiones exprés de las firmas no trabajan frutas y verduras, por lo que si un consumidor va a buscar obviamente no va a poder encontrarlas.
“Lo que se ve es que la oferta en cuanto a algunos productos que componen la canasta básica es muy limitada, se agota a primera hora el stock en góndola y cuesta ver la reposición, como sucede con el azúcar”, indicó por su parte a Tiempo Argentino Fernando Blanco Muiño, de la Unión de Consumidores de Argentina (UCA). “Las limitaciones de compra –en algunos casos sólo se permiten dos productos por persona– no estaba en el acuerdo de precios”, agregó.
Según Blanco Muiño la medida en general es buena, aunque es necesario volver a discutir los productos que componen el listado, en tanto “faltan” más productos de la canasta básica.

FUENTE: Tiempo Argentino