Mayor Protección al Derecho del Turista

Un auto alquilado que se descompuso, una habitación de hotel que no era la reservada, un transfer que iba a ser gratuito y no lo fue, una excursión que dejó de a pie al contingente… Estas y muchísimas otras situaciones se presentan a diario en cualquier ciudad del mundo y hacen que el viaje de placer deje se empañe. A partir de allí el turista reclama con la certeza de saber que, si es afortunado y le dan la razón, el resarcimiento va a llegar demasiado tarde.

En la Ciudad de Buenos Aires, el panorama puede ser muy diferente y marcar un ejemplo a partir del convenio que la Nación, representada por Fernando Blanco Muiño, titular de Dirección Nacional de Defensa al Consumidor y la ciudad, a través del Defensor del Turista José Palmiotti, celebraron para lograr la resolución exprés de conflictos comerciales que involucren a turistas (nacionales y extranjeros) que visiten Buenos Aires.

El flamante Programa de Protección al Consumidor Turista tiene como finalidad la educación, orientación y protección de los derechos del turista en cuanto consumidores y usuarios de bienes y servicios, a través de una herramienta concreta de defensa. El sistema funcionará del siguiente modo: recibido un reclamo, la Defensoría traslada el caso a la Dirección de Defensa del Consumidor, que convoca al turista y a la empresa cuestionada y los somete (con el consentimiento de ambos) a un procedimiento de arbitraje de consumo propuesto en el marco de la Ley 24240 de defensa del consumidor. En 72 horas hábiles las partes pueden acordar la solución del problema, la que una vez homologada tendrá fuerza vinculante para las partes. Caso contrario, queda abierta la vía judicial.

A partir de hoy, el programa se presentará a diferentes cámaras empresarias del sector turístico (hotelería, transporte aéreo, fluvial y terrestre, agencias de viajes, etc.) con el objetivo de sumar adherentes al procedimiento: quienes lo hagan serán reconocidos por los organismos oficiales, que los acreditarán por sus buenas prácticas comerciales.

“Buenos Aires debe ser un ejemplo para el mundo en el trato a los turistas. No sólo les ofrecemos las maravillas de esta ciudad, sino que además los cuidamos como en ninguna otra parte. Con este Convenio, sus derechos como consumidores van a ser protegidos de manera integral y con ellos presentes, en tiempo récord”, comentó Palmiotti.

El objetivo principal del convenio es resolver uno de los principales inconvenientes de los turistas, que es la falta de celeridad en la resolución de su problema durante su actividad turística. La intención es que los conflictos planteados se resuelva en menos de 72 horas a través de los tribunales arbitrales que funcionarán en la dirección especialmente para casos de turistas.

El programa también contempla diversas acciones como:

• Coordinar acciones destinadas a la eficiencia de protección del consumidor turista.

• Optimizar los procesos y procedimientos aplicables en la materia.

• Implementar políticas de consumo tendientes a afianzar a nivel local los derechos de los consumidores.

• Impulsar acciones conjuntas con el sector empresarial.

Durante la firma del acuerdo estuvieron presentes en la presentación representantes de Buquebus, la Embajada de El Salvador, la Unión Argentina para la Defensa del Consumo, la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés, Ministerio de Turismo de la Nación, Asociación Proconsumer, Asociación Consumidores Libres, Universidad Católica Argentina, la Asociación Procinsumer para la protección de consumidores del MERCOSUR, CONSAL -Consumidores Alerta-,  Cámara Argentina de Turismo, la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires, el Foro de Profesionales de Turismo y la Asociación patrocinadora del turismo, hotelería y gastronomia de la República Argentina.

Fuente: Clarin 7/12/16

Anuncios