¿Cómo utilizar las Directrices de Naciones Unidas para la Protección del Consumidor?

La aplicación de las Directrices presenta un amplio abanico de ventajas posibles. Los consumidores se benefician de productos y servicios de mejor calidad y de un más alto nivel de protección. A las organizaciones tales como empresas, organismos de gobierno y entes normativos a cargo de las políticas sobre protección de los consumidores, la aplicación de las Directrices puede ayudarlos en:

  • La entrega de valiosas perspectivas en relación con las necesidades de los consumidores: que les ayuden a comprender los principios básicos tras la protección de los consumidores y la forma en que estos se expresan;
  • De nir los roles y responsabilidades: comprender los diversos papeles y responsabilidades del gobierno, de las empresas y de las demás organizaciones;
  • Aumentar la con anza de los consumidores: satisfacer las necesidades de los consumidores puede aumentar su con anza y seguridad;
  • Ahorrar un valioso tiempo: la orientación proporciona una excelente lista de cotejo para la elaboración de una política de protección de los consumidores. ¿Por qué reinventar la rueda, si ya existe?
  • Aprender unos de otros: las Directrices demuestran el valor del trabajo conjunto en cuanto a compartir las experiencias y conocimientos, identi car los problemas que son comunes y encontrar las mejores soluciones;
  • Impulsar el comercio: infundir con anza y fomentar el desarrollo de los mercados tanto nacionales como internacionales a través del uso de los principios establecidos en los acuerdos y normas de comercio internacional;
  • Garantizar un enfoque uniforme: la interconexión entre los mercados globales es cada vez mayor, y las fronteras se vuelven difusas. Esto pone de relieve la importancia cada vez mayor que tiene el contar con soluciones armonizadas para los problemas en común.

Entre aquí para más información