Debemos sacar los antibióticos del menú antes de que sea demasiado tarde

Las organizaciones de consumidores de todo el mundo se han unido para pedir a McDonald’s, KFC y Subway, para que dejen de usar la carne criada con antibióticos importantes, antes de una reunión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU sobre la resistencia a los antimicrobianos, el 21 de septiembre.

En 2050, se prevé que la resistencia a los antimicrobianos mataría a 10 millones al año, más que el cáncer. La mitad de los antibióticos producidos en todo el mundo, llegan a animales para compensar las condiciones peligrosas de las granjas industriales y aumentar el crecimiento. Este uso excesivo está creando la resistencia a estos medicamentos vitales y si no se controla, podría significar el fin de la medicina moderna.

Como líderes del mercado, McDonald’s, Subway y KFC podrían trazar el camino en esta tema. En cambio, siguen utilizando la carne criada con antibióticos importantes para la medicina humana (como define la Organización Mundial de la Salud[1])

Ha habido algún tipo de acción de estas empresas, pero no han ido lo suficientemente lejos.

En EE.UU., McDonald’s ha eliminado de su menú el pollo criado con antibióticos importantes, con Canadá por seguir. Subway se ha comprometido a servir el pollo criado sin antibióticos en absoluto, a partir de 2016, con un plan para extenderlo a toda la carne que sirve en EE.UU. para el año 2025.

KFC no ha hecho mucho. Han dicho que van a dejar de usar de la lista de la OMS, sólo un puñado de la mayor prioridad de antibióticos de importancia crítica, sin embargo, esto deja aún en el menú a aquellos de la lista señalados como altamente importantes e importantes.

McDonald’s en Europa, ha dicho que va a detener el uso de algunos antibióticos importantes en el pollo que sirve, pero no consigue llegar tan lejos como McDonald’s en EE.UU. y McDonald’s en Canadá. KFC y Subway aún no han hecho compromisos en lugares fuera de América del Norte.

La resistencia a los antibióticos es un problema global, con superbacterias y bacterias resistentes a los antibióticos, que viajan a través de las fronteras y más allá de las regiones internacionales. No es algo que pueda ser resuelto por la acción en un solo país.

La campaña de Consumers International, antibióticos fuera del menú, ha reunido a más de 90 organizaciones de consumidores en más de 60 países, haciendo un llamado estos líderes del mercado, las compañías de comida rápida a nivel mundial, que saquen la carne criada con antibióticos importantes de todos sus restaurantes.

Actualmente, las organizaciones de defensa de los consumidores en Indonesia, Italia, Perú, Japón, México y Bélgica, están pidiendo a los consumidores del territorio de esos países, que escriban directamente a los jefes globales de estas empresas, para exigir compromisos globales sobre este tema.

Amanda Long, Directora General de Consumers International:

“Desde una perspectiva global estos compromisos de McDonald’s y Subway son insuficientes, KFC incluso no está en el punto de partida. Sin una acción global, estamos ante un escenario verdaderamente apocalíptico donde el corte más pequeño o una simple infección de pecho nos podían matar. Ya estamos viendo cada vez más y más frecuentemente, como las infecciones se vuelven resistentes a los actuales fármacos”.

 

“Las cadenas de comida rápida son grandes compradores de carne y son marcas globales. Ellos están en una posición importante para hacer un cambio significativo en este tema. La ventana de oportunidad para cambiar el rumbo de este tema se está cerrando – necesitamos una acción antes de que sea demasiado tarde”.

 

Marta Tellado, CEO / Presidente de Consumer Reports y Miembro del Consejo de Consumers International, será la representante del movimiento de consumidores en la reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas, sobre la resistencia a los antimicrobianos en Nueva York el 21 de septiembre.

Más información acerca de la campaña y pasar a la acción aquí.