Sin bolsas de plástico: ¿qué opciones existen para cargar con las compras del supermercado?

Desde este martes, los porteños deberán decirle adiós a típicas bolsas que les entregaban en los supermercados. ¿Cuáles son y cuánto valen los contenedores alternativos?

Desde este martes 9 de octubre, los supermercados porteños dejarán de entregar las clásicas bolsas de polietileno -tan dañinas para el medio ambiente- y pasarán a cobrar entre 0,15 y 0,25 centavos por otras biodegradables.

Los compradores también podrán optar por empezar a usar bolsas ecológicas (que se comercializan en distintos supermercados por entre 4 y 10 pesos) o de las tradicionales de fibra de plástico, casi siempre multicolores, cuyo valor arranca en los 20 pesos. También está la opción de los changuitos, que cuestan más de 100 pesos.

De acuerdo a la Ley porteña 1.854, que regirá a partir de este martes, las bolsas deberán ser de color verde o negra para fomentar la separación domiciliaria de residuos: verde, para los residuos secos o reciclables y negro para los residuos húmedos o no reciclables.

Aunque la normativa no le especifique, los supermercado cobrarían $ 0,15 para las bolsas chicas y $ 0,25 para las grandes, según anticiparon a principios de septiembre en un comunicado Carrefour, Coto, Disco, Jumbo, Walmart, Chango Más y Josimar.

En simultáneo, estos establecimientos podrían comenzar con los descuentos y promociones para los clientes que lleven sus propios changuitos o bolsas reutilizables.

Cuidado del medio ambiente y del bolsillo parece, entonces, la mejor ecuación para los porteños, que deberán gastar entre 4 pesos y 150 pesos en una bolsa biodegradable o reutilizable o un chango de compras.

Lo más económico son las bolsas ecológicas hiperresistentes que comercializan en algunos grandes supermercados –como Día, Carrefour, Jumbo y Disco, entre otros- a entre 4 y 7 pesos.

Las bolsas de fibra plástico tradicionales –multicolores, resistentes y lavables- se consiguen desde los 20 pesos. Las mujeres coquetas no deben asustarse con quedar como ancianas porque estas bolsas se pusieron de moda en medio de esta onda retro, e incluso ahora se usan como bolso de mano.

Muchos porteños podrán desempolvar aquel antiguo chango de las compras que usaban los integrantes mayores de la familia. Esos que se podían plegar y evitaban a los compradores tener que levantar demasiado peso.  Si no lo tienen guardado, en el mercado su precio arranca en los 130 pesos.

Ahora, si de lo que se trata es de estar a la última moda aún en el supermercado, la mejor opción son los changuitos con diseños más modernos. Se trata de un contenedor liviano, robusto y con una bolsa realizada de lona impermeable. La brecha de precios es muy amplia, dependiendo de la calidad, pero su valor arranca en los 150 pesos.

La opción de los changuitos queda para ella descartada: “el que tengo es muy viejo, es poco ‘cool’, y los nuevos, esos que tienen diseños más modernos, están caros”.

Lo mismo opina Marcela Spano: “No tengo problema en pagar las bolsas porque para mí es cómodo llevar la mercadería en ellas”, pero rechazó de plano el uso de los changos y las bolsas multicolores tradicionales porque “ya pasaron de moda”.

El cambio de las bolsas actuales por otras biodegradables tendrá entonces el gran desafío de modificar la conducta de los porteños. Hoy, en la Ciudad, una persona usa por año en promedio 300 bolsas de plástico, que duran 200 años en degradarse. Las nuevas tardarán sólo dos meses.

Como antecedente, en la provincia de Buenos Aires, los supermercados están obligados desde 2009 a comenzar a entregar bolsas biodegradables, una medida que, en su primer año de vigencia, hizo que disminuyera un 20 por ciento el uso de las bolsas de polietileno. En simultáneo, aumentó la venta de changuitos y otros contenedores reutilizables.

FUENTE: Minutouno.com

ENTRADA RELACIONADA: En un mes habrá que pagar las bolsas del supermercado