En un mes habrá que empezar a pagar las bolsas del supermercado

Por una ley porteña, las grandes cadenas darán bolsas más grandes. Serán de dos colores: verdes y negras para ayudar al reciclado. Recomiendan a los vecinos llevar sus propias bolsas

Los porteños tendrán que empezar a recuperar la costumbre de llevar el changuito y sus propias bolsas al hacer las compras. Es que las principales cadenas de supermercados anunciaron que en las próximas semanas dejarán de entregar las bolsas plásticas actuales, que serán reemplazadas por otras más grandes, pero que tendrán un costo para sus clientes.

En rigor, se trata de un cambio que llega para cumplir la ley 1.854, sancionada por la Legislatura porteña, y que tiene que entrar en vigencia en un mes, el 9 de octubre. Sin embargo, en una solicitada que publicaron hoy en los principales diarios porteños, las cadenas de supermercados anticiparon que comenzarán a implementar el sistema con anticipación para que los clientes puedan familiarizarse. Y que el cobro de las bolsas –cuyo monto aún no precisaron- recién se implementará en un mes, según dispone la nueva ley.

Las nuevas bolsas serán también plásticas, de mayor capacidad que las actuales. Con ellas se buscará que los vecinos comiencen a realizar la separación de la basura en sus hogares: habrá verdes para usarlas para sacar a la calle los residuos reciclables y otras negras, para los residuos orgánicos. Es que el 75% de los vecinos usan las bolsas para disponer de su basura.

Al ser más grandes y resistentes, la intención es que se utilicen además menos cantidad de bolsas. “Sugerimos concurrir a las sucursales con sus propios elementos para trasladar las compras”, dijeron los supermercados, entre los que están cadenas como Jumbo, Carrefour, Coto, Disco, Walmart o Vea.

Actualmente en la Ciudad se entregan 1.050 millones de bolsas por año. “Con las nuevas medidas se reducirá el 55% de esa cifra: serán aproximadamente 580 millones de bolsas menos en la Ciudad que tapan desagües, contaminan el suelo o terminan en el mar”, indicó el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli.

El cambio apunta a un beneficio para el medio ambiente, un uso responsable de las bolsas que hoy se utilizan casi sin límite y además suponen “una gestión comercial sustentable” para los supermercados.

Según la ley los supermercados e hipermercados serán los primeros en implementarlas y luego el plan se irá extendiendo al resto de los comercios en plazos más largos, hasta 2014. En el plan quedan exceptuados comercios chicos, como carnicerías, verdulerías o pescaderías.

FUENTE: Clarin

Anuncios