La AFIP apeló la sentencia que “rompió” el cepo cambiario al avalar la compra de dólares de un ahorrista

Luego de conocer la resolución de la apelación que le permitía a una persona adquirir u$s125.000, el organismo de recaudación llevará el caso a la Cámara. El reclamante había presentado la medida ya que debía cancelar la segunda cuota de un préstamo hipotecario.

Luego de que una jueza federal neuquina habilitara a una persona a comprar u$s125.000 para cancelar un préstamo hipotecario, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó que apelará la sentencia.

Según informó el organismo de recaudación, ahora la adquisición de la divisa “no se debe efectivizar (…) hasta tanto resuelva dicha apelación la Cámara Federal”.

A primera hora del día, la jueza federal Carolina Pandolfi había hecho lugar al pedido de Carlos María Martín, un petrolero neuquino que pretendía adquirir la moneda estadounidense y llevar adelante una operación inmobiliaria.

Esta es la primera medida favorable a los contribuyentes ya que se habían rechazado varias presentaciones judiciales, como la de un abogado marplatense al que se había referido Cristina Kirchner en un discurso.

En este último caso, el juez aceptó el recurso de amparo pero rechazó las cautelares, al entender que no había riesgo por la demora de la decisión.

La AFIP será notificada este mismo miércoles y desde ese momento tiene un plazo de 2 horas para ejecutar la disposición judicial.

Desde que se puso en práctica las regulaciones para la compra de divisas, hubo en todo el país distintas presentaciones judiciales, aunque en todos los casos fueron rechazadas esas requisiciones.

Qué derechos tienen los ahorristas argentinos

Luis Dates y Santiago Maqueda, profesores de Derecho Administrativo de la Univerdad de Buenos Aires (UBA) y Austral, consideraron que las restricciones a la compra de dólares por parte de personas (ya sean físicas o empresas) podrían ser objeto de críticas desde el punto de vista constitucional por diversas razones.

Esto es así, según los expertos, debido a que las medidas gubernamentales no se fundan en ninguna ley formal emanada del Congreso.

Del mismo modo, el abogado constitucionalista Félix Loñ cuestionó al Gobierno tras la decisión de reforzar los controles a personas que decidan viajar al exterior y consideró que esta medida “viola” la Carta Magna.

Para el especialista, “se está alterando el derecho de propiedad, de nuestra propiedad, no puede haber arbitrariedad. Se viola la Constitución en todos los artículos y se la está quebrando“.

“La Constitución dice que todos los habitantes gozan de sus derechos y, a su vez, también sostiene que tales derechos y garantías no podrán ser alterados por las leyes que reglamenten ese ejercicio”, agregó.

Asimismo, señaló que siempre que la AFIP no compruebe que el dinero es producto de operaciones de “lavado”, ese dinero es válido y legítimo para decidir qué hacer con él.

Por último, consideró que se trata de un “avasallamiento a los derechos y garantías de las personas”, al tiempo que aseguró que no hay ninguna justificación legal a los controles como así también a las limitaciones a la compra de dólares.

Dates y Maqueda coincidieron en que las medidas adoptadas por el Gobierno podrían cuestionarse por “irrazonables”, ya que violan el derecho de propiedad.

“Parecería que un condicionamiento a la adquisición de moneda extranjera con distintas finalidades (ahorro, gasto en el extranjero, adquisición de inmuebles), por razones de fiscalización tributaria, no sería razonable: la AFIP cuenta con otros medios menos lesivos de la propiedad -como los que usa sobre el resto de las operaciones- para lograr los mismos o mejores resultados”, indicaron.

En tanto, el abogado constitucionalista Gregorio Badeni explicó que el Estado puede adoptar medidas que impidan la libre comercialización de moneda extranjera si la finalidad fuese la preservación del valor del peso.

Sin embargo, remarcó que esa situación “sólo podría hacerse por una ley del Congreso que faculte al Poder Ejecutivo para esa tarea, en tanto que éste, mediante un decreto, podría subdelegar en algún ministerio o, eventualmente, en el Banco Central”.

En concreto, para Badeni el problema radica en que la AFIP no tiene como atribución la deregular, participar o intervenir el mercado cambiario.

Y en el mismo sentido se manifestó Alicia López, ex gerente del Banco Central, quien afirmó quelas tareas que está haciendo el organismo de recaudación le corresponden, pura y exclusivamente, al BCRA.

Qué hacer ante la imposibilidad de comprar dólares
En cuanto a las alternativas procesales que tienen los afectados, los especialistas destacaron que existen al menos cuatro.

En efecto, Dates y Maqueda puntualizaron que los ahorristas pueden:

1) Impugnar las normas de la AFIP sin que ésta haya denegado aún una operación. En tal caso, se podría evaluar la posibilidad de accionar judicialmente mediante el inicio de una pretensión declarativa de inconstitucionalidad.

2) Plantear en sede administrativa un “reclamo impropio“, donde se solicite la derogación de los actos administrativos de alcance general. Si es denegado, quedará abierta la posibilidad de acceder a la Justicia.

3) Interponer un amparo, argumentando que el fisco habría afectado derechos constitucionales de manera manifiestamente ilegítima, siempre que se hubiese denegado la autorización para adquirir las divisas.

4) Tomar la vía administrativa, con el consecuente agotamiento que implica tener que interponer recursos y esperar un resultado desfavorable para luego acudir a las instancias judiciales.

Luego recordaron que hay que tener en cuenta que la jurisprudencia es cada vez más restrictiva con respecto a la procedencia del amparo, sobre todo si se trata de cuestiones patrimoniales como ésta.

Por su parte, Laura Calogero, del Colegio de Abogados de la Capital Federal, explicó que “no es ilegal que el Gobierno quiera controlar el mercado”, y advirtió que “no es que la gente no pueda ahorrar, sino que no puede elegir esta forma de ahorro“.

No obstante, remarcó que se puede pedir la ilegalidad de la medida cuando, por ejemplo, una persona pactó una operación en dólares y luego no puede hacerse de ellos para complementar la transacción.

Otro ejemplo donde puede utilizarse esta opción sería cuando quien quiere hacerse de los billetes verdes señó una casa y, luego, no puede cancelar la deuda por no obtenerlos.

“Ahí sí podría pedir un amparo para comprar el dinero necesario para afrontar sus obligaciones”, expresó Calogero.

FUENTE: iprofesional.com

Anuncios